Ante el dolor lumbar, mantente activo y en forma

           

Las personas que realizan ejercicio se recuperan mucho antes, por lo que es importante encontrar un equilibrio entre la actividad física y manejar el dolor, de manera que la espalda vuelva poco a poco a estabilizarse.

Ante el dolor lumbar, mantente activo y en forma

El dolor lumbar, localizado en la parte baja de la espalda, es una causa recurrente de sufrimiento para muchas personas y la gran mayoría lo padeceremos alguna vez en nuestra vida. En una dolencia que empeora a partir de los 40 años, debido a la degeneración de la columna vertebral. Aunque en raras ocasiones reviste gravedad, suele ser motivo de continuas consultas médicas que muchas veces terminan con pruebas como resonancias magnéticas o radiografías que en la mayoría de la ocasiones no servirán para encontrar el origen del dolor, aunque una correcta evaluación y diagnóstico diferencial son imprescindibles para descartar o diagnosticar alguna enfermedad. Del mismo modo, analgésicos, antiinflamatorios y cremas de efecto mágico no consiguen muchas veces acelerar la recuperación y su consumo prolongado puede acarrearnos efectos secundarios.

La espalda es una estructura fuerte capaz de soportar nuestra actividad diaria y ante un dolor agudo lo primero que hacemos es parar. El reposo y descanso han sido tratamientos aconsejados durante años para la lumbalgia, en cambio ahora sabemos que las personas achacadas con este mal que continúan activas se recuperan mucho antes. Por lo que ante esta situación, es importante encontrar un equilibrio entre la actividad física y manejar el dolor de manera que la espalda vuelva poco a poco a estabilizarse. Dentro de nuestras posibilidades, es recomendable realizar ejercicio moderado como caminar, correr, montar en bici o métodos como nuestro K-Strech de estiramientos y reestructuración postural, y que pueden ser muy útiles para seguir manteniéndonos activos y ayudarnos a la recuperación. Por lo que si tienes dolores de espalda recurrentes, que no estén vinculados a ninguna enfermedad, es importante que te mantengas en forma.

Del mismo modo, sabemos que el dolor de espalda no siempre está relacionado con una lesión y que pueden desencadenarlo diversos aspectos de nuestro estilo de vida como el sedentarismo, problemas laborales, estrés, falta de descanso, por lo que tomar medidas para mejorar nuestra salud en general también ayudará a disminuir la recurrencia del dolor lumbar. Descansar, mantener un peso saludable, no fumar, reducir el estrés laboral o realizar actividades que nos hagan felices, pueden ayudarnos a mejorar o reducir el riesgo de sufrir dolor lumbar.

Publicado el 29/10/2018 en Tip del mes

           

RSS 2.0 (Tip del mes) RSS 2.0 (BENESTAR FISIOTERAPIA ALCOY)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios