¿Has oído hablar del “síndrome del ordenador”? Te contamos como evitarlo.

           

Las partes de cuerpo más propensas a sufrir los efectos de pasar muchas horas frente a una pantalla son la espalda, los ojos, el cuello y las manos, aunque con unas sencillas pautas posturales podemos prevenir dolencias.

¿Has oído hablar del “síndrome del ordenador”?  Te contamos como evitarlo.

Con el mes de septiembre somos muchos los que hemos vuelto a la rutina laboral. Las largas jornadas frente al ordenador son habituales en numerosos puestos de trabajo y con ellas las dolencias que acompañan el mantener una misma postura de manera prolongada ante una pantalla. Al conjunto de síntomas y malestares que caracteriza este tipo de trabajos se le conoce con el nombre de “síndrome del ordenador” y los médicos advierten ya de las graves consecuencias que pueden tener para nuestra salud cuando este estado se prolonga más allá de los cinco años.

 Las partes de cuerpo más propensas a sufrir los efectos de pasar muchas horas frente al ordenador son la espalda, los ojos, el cuello y las manos, y entre los síntomas más habituales que hemos observado en Benestar Fisioterapia encontramos las tendinitis, la fatiga ocular, la retención de líquidos, las contracturas o las varices, entre otros muchos. Todos estos efectos pueden contrarrestarse siguiendo unas sencillas pautas, así que, si este es tu caso, aquí tienes unos cuantos consejos para poder trabajar tus 8 horas frente al ordenador sin que acaben pasándole factura a tu salud.

 

  • Cuenta con una buena silla ergonómica, que te cubra toda la espalda.

  • Coloca la pantalla a una distancia prudencial de entre 40cm a 60cm de distancia y con el vértice superior en línea con tus ojos.

  • Usa protectores de pantalla y evita reflejos.

  • Consigue una iluminación ambiental adecuada preferiblemente indirecta.

  • Protege tus muñecas con teclados y ratones ergonómicos.

  • Mantén la espalda erguida.

  • No cruces las piernas.

  • Utiliza reposa pies

  • Realiza pequeñas pausas cada hora.

 

Puedes aprovechar estos pequeños descansos para hacer rotaciones de cuello, muñecas y pies, abrir y cerrar los ojos para favorecer que se humedezcan, caminar un poco y hacer estiramientos.

Como verás todos nuestros consejos pasan por una mejor organización del espacio y mobiliario de trabajo y por una mejora de tus hábitos posturales. Nuestro consejo es que te tomes estas sugerencias como una forma de prevenir tu salud y que ante una dolencia prolongada y persistente que consultes a tu fisioterapeuta.

Publicado el 24/9/2018 en Tip del mes

           

RSS 2.0 (Tip del mes) RSS 2.0 (BENESTAR FISIOTERAPIA ALCOY)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios