Trabajar de pie: síntomas y medidas preventivas para los dolores de espalda y piernas

       

Cualquier trabajo puede llegar a causar dolencias en el cuerpo. Si trabajas muchas horas de pie, en un supermercado, una farmacia o una peluquería, seguramente notes las piernas cansadas y dolor en la espalda.

Trabajar de pie: síntomas y medidas preventivas para los dolores de espalda y piernas

Las dolencias más habituales de los trabajos que requieren muchas horas de pie, puede ser la consecuencia de permanecer por cierta cantidad de tiempo en una misma posición dentro de estos espacios, sin que el cuerpo tenga un descanso.

 

¿Trabajas muchas horas de pie? Seguro que tienes estos síntomas

 

Los síntomas más habituales de pasar mucho tiempo de pie son, por ejemplo, la hinchazón en los pies y piernas o la aparición de juanetes o tendinitis.

La parte del cuerpo que más sufre al trabajar de pie son los pies, porque soportan todo el peso de nuestro cuerpo. Si es inevitable pasar muchas horas de pie, se recomienda utilizar un zapato plano y cómodo. Además de soportar mejor el peso y las horas de trabajo, se evitarán los juanetes y otros problemas relacionados con los pies. Hay zapaterías especializadas en calzado de trabajo, con suelas cómodas y adaptables.

Los pies sufren mucho, pero también las lumbares y las cervicales. Para sentirse más cómodo, el cuerpo va cambiando de postura y adopta algunas que no son demasiado naturales. Estas posturas pueden provocar inflamación en la cintura y dolores en el lumbago y en el cuello.

Al estar demasiado tiempo de pie, los músculos, tendones, ligamentos y articulaciones se entumecen. Esta rigidez acaba provocando, entre otras cosas, artritis e incluso lesiones. Además, las rodillas también pueden sufrir, con síntomas como calambres.  

Por otra parte, la circulación sanguínea va más lenta, provocando que el retorno de la sangre al corazón no sea eficiente. Cuando ocurre, los músculos y las venas se inflaman.

 

 

Medidas preventivas si trabajas muchas horas de pie

 

La principal medida de prevención es realizar tantos descansos como se necesite. Se recomienda la planificación de periodos de descanso para sentarse, realizar estiramientos en las zonas musculares más doloridas y descansar la mente.

Mantener una postura correcta durante las horas de trabajo es importantísimo para mantenerse cómodo y no sentir la fatiga al final del día. Tendemos a adoptar posiciones erróneas que, en un primer momento parecen adecuadas, pero que no son nada beneficiosas para nuestra salud.

Como ya se ha comentado previamente, hay que utilizar calzado de trabajo adecuado. Los zapatos deben ser flexibles y que permitan la transpiración de los pies. La plantilla debe ser acolchada y la suela antideslizante, para evitar posibles resbalones y caídas. Además, la talla debe ser la adecuada y cuanto más ligeros sean, mejor para reducir la fatiga.

Otra prevención muy adecuada es proporcionar al trabajador de un asiento auxiliar que tendrá que ser regulable y con reposapiés. Tener los pies apoyados equivale a menos tensión en las piernas y una mejor circulación sanguínea. Aunque se trabaje de pie, descansar de vez en cuando para reponer fuerzas marcará la diferencia entre tener fatiga o no al finalizar el día.

En Benestar Fisioterapia conocemos las consecuencias para cuerpo y mente de trabajar muchas horas de pie. Por este motivo, estamos convencidos de que, con un buen mantenimiento mensual de fisioterapia, se evitarán todas estas dolencias porque el cuerpo estará mucho más preparado para hacer frente a la jornada laboral. Contacta con Benestar Fisioterapia en Alcoy e infórmate: 966 33 44 38.

Publicado el 17/9/2019 en Fisioterapia

       

RSS 2.0 (Fisioterapia) RSS 2.0 (BENESTAR FISIOTERAPIA ALCOY)

Deja un comentario


( * ) Campos obligatorios