Sedentarismo y falta de ejercicio: consecuencias físicas y mentales de pasar una jornada laboral sentado

Pasar más de ocho horas diarias sentado trabajando es uno de los gestos cotidianos más peligrosos y que más destrozan la salud de las personas. Una jornada laboral de 8 horas delante del ordenador puede acabar pasando factura, y más si después del trabajo no se realiza ejercicio físico.

Sedentarismo y falta de ejercicio: consecuencias físicas y mentales de pasar una jornada laboral sentado

Según la OMS, la falta de movimiento puede provocar enfermedades no transmisibles (ENT) como cardiopatías, accidentes cerebrovasculares, diabetes o cáncer de mama o colon. Es origen del 71% de todas las muertes en el mundo, entre ellas la de 15 millones de personas cada año con edades entre los 30 y los 70.

Consecuencias de una jornada laboral de 8 horas sentado

Se pueden sufrir enfermedades cardiacas porque obligamos al corazón a trabajar más para mantener el mismo volumen sanguíneo. Al aumentar la frecuencia cardiaca, aumentan las posibilidades de sufrir una cardiopatía.

A nivel muscular, pasar tanto tiempo sentado en una silla puede acabar provocando contracturas, acortamientos e incluso pérdida muscular, conocida como Sarcopenia. Los músculos pierden su función metabólica y puede provocar que se aumente de peso o la aparición de colesterol y diabetes.

El aumento de peso unido a la falta de ejercicio físico puede provocar que la masa ósea se debilite, con la aparición de la artrosis u osteoporosis. Se estima que anualmente se puede perder en torno a un 1% de masa ósea por inanición diaria.

La falta de movilidad física también afecta a nivel mental

Las consecuencias de una larga jornada laboral sentado no solo afectan a nivel físico sino también mental.

En primer lugar, puede afectar a la memoria, que va deteriorándose con el paso del tiempo. Según un estudio de la Universidad de California (UCLA) a personas entre 45 y 75 años, la falta de ejercicio físico está asociada al grosor del lóbulo temporal medio. Se trata de una región del cerebro decisiva para la memoria declarativa, es decir el recuerdo consciente. Con la falta de ejercicio, se ralentiza el bombeo sanguíneo y llega menos oxígeno al cerebro, provocando que pensemos más lentamente.

Por otra parte, el sedentarismo provoca también la reducción de la serotonina y las endorfinas, consideradas las hormonas de la felicidad.

¿Y cuál es la solución para evitar sufrir ninguna de estas consecuencias en el futuro?

  • Realizar ejercicio físico tantos días a la semana como sea posible. Ir al gimnasio o correr es la mejor forma de contrarrestar una jornada laboral de 8 horas sentado/a.
  • Caminar cada día al menos media hora. ¿Puedes ir caminando al trabajo? De esta forma te asegurarías caminar cada día y empezar el trabajo mucho más fresco.
  • Realizar descansos durante la jornada laboral para levantarse y si es posible caminar.

 

Además, en Benestar Fisioterapia podemos ayudarte con nuestro servicio de mantenimiento fisioterapéutico. Mensualmente te ayudaremos a desbloquear tus músculos y a prevenir posibles enfermedades y dolores en el futuro. Contacta con Benestar Fisioterapia en Alcoy llamando al 966 33 44 38 y no esperes más tiempo para darle solución a este problema de sedentarismo.

Publicado el 21/2/2020 en Fisioterapia
RSS 2.0 (Fisioterapia) RSS 2.0 (Noticias)

Deja un comentario

( * ) Campos obligatorios
Tiempo de carga: 0.203 segundos